Proyecto de escritura

10 mayo 2009

¡Yo soy libre de elegir!

Filed under: Textos argumentativos — Aida @ 20:35

A pesar de la aprobación de la ley del aborto en 1985, éste continúa siendo un delito para el estado, un “pecado” para la iglesia y un tema polémico en la sociedad, donde perdura el catolicismo vigente desde la época franquista. Un ejemplo de opiniones contrarias se representa en las manifestaciones y las agresiones constantes contra las clínicas abortivas y sus trabajadores.

Por una parte esta ley reconoce el derecho a abortar y la posibilidad de utilizarla quien quiera, pero de ninguna manera obliga a abortar a quien no lo desee o a quien sus creencias religiosas no se lo permitan. Por otra parte, el médico puede negarse a la práctica de la intervención alegando razones morales o religiosas.

En mi opinión es un ley justa y razonable porque da más valor a la vida humana, de la madre en cuestión, que a la de un ser no nacido, o como dicen algunos especialistas, un montón de células. Uno de los aspectos que encuentro muy interesante es que se valora la angustia que invade a la mujer ante un embarazo no deseado, que puede provocarle un trauma psicológico, si no encuentra una salida a su desesperada situación.

Cuando de una relación amorosa inestable surge un embarazo; cuando una mujer tiene dos o tres hijos, el marido en paro y, a pesar de haber utilizado métodos anticonceptivos queda embarazada, es posible que estas situaciones provoquen la angustia de la mujer y que como consecuencia no desee ese hijo. Además los hijos no deseados normalmente son rechazados por los padres, que les niegan todo tipo de afecto, cariño y en algunos casos son objeto de malos tratos. El niño rechazado vive con un sentimiento de soledad, inseguridad y aislamiento, comportándose de forma agresiva y antisocial.

Respeto a todas las personas que rechazan esta ley basándose en la defensa de la vida y los derechos humanos, se tendrían que poner en la piel de esas madres indeseadas o valorar si es mejor traer a otro infeliz al mundo. Mi consejo es que se pongan a defender con el mismo ímpetu a los niños mendigos que son asesinados en Brasil, a los que mueren por falta de alimentos en Somalia o las masacres de niños en Sarajevo, estos hechos sí que son injustos y no el hecho de que una pareja que ni puede mantenerse ni puede darle un futuro seguro, decida que en ese momento no pueden tener un hijo.

¿Seguís sin entender por qué estar a favor? Pues yo os lo diré: Porque hay situaciones en las que es necesaria. Porque el feto no tiene consciencia ni se puede considerar un ser vivo en las primeras etapas del embarazo. Porque es mejor un aborto que una vida desgraciada para los padres y el propio hijo. Porque dar en adopción no siempre es una alternativa. Porque los anticonceptivos fallan. Porque se es libre para poder elegir, ¿o quizás elegir no es un derecho?

Aida Moreno

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: