Proyecto de escritura

16 marzo 2009

La competencia en lengua castellana

Filed under: Textos expositivos: resolución de problemas — roserdorda @ 10:00

El arte de escribir es la magia de saber transmitir al lector una serie de sentimientos y experiencias trazando las líneas y signos propios de una lengua. En definitiva, una forma barata de viajar. Sin embargo, es el único arte que no puede expresar del todo sentimientos, ideas, conceptos… Las palabras se quedan cojas.

Personalmente, no estoy domada para escribir correctamente. El factor más influyente es el grado de interiorización de la lengua materna; en mi caso, el catalán respecto del castellano. Mis composiciones cargadas de ilusión cada vez pierden más el sentido. Me limito a dejar fluir una serie de emociones que se entierran dentro de mí. No es por falta de motivación sino que el bloqueo va jugando con su pieza favorita, es decir, no sé escoger las palabras idóneas para transmitir sentimientos. Mis párrafos están destinados a podrirse dentro de la nada.

Para poder afrontar esta ola de equivocaciones léxicas y semánticas, tendría que impregnarme de buena literatura, como por ejemplo la de Eduardo Mendoza, cuyas obras llenarían mi mente de recursos para escribir correctamente; como por ejemplo, obras como ¿Quién se acuerda de Armando Palacio Valdés?; pero posiblemente nunca llegue a crear nada semejante a un texto adequado y coherente como los de Mendoza.

Mi peor pesadilla es formar parte del olvido, es dexir, que nadie alce la cabeza cuando oiga mi nombre.
Pero si lograse escribir de manera penetrante, permanecería viva durante mucho tiempo. Esta motivación me puede impulsar a escribir como nunca lo he hecho anteriormente. Pero para que preocuparme por un supuesto futuro, si actualmente soy una más entre la multitud.

Sería conveniente dejar de escuchar televisión basura y aparcar las revistas cuyos objetivos son aumentar su audiencia. Estos olvidan la forma en que se transmite la información. Los cotilleos nunca preguntarán qué es poesía, y mucho menos responderán que poesía eres tú, como lo haría Gustavo Adolfo Bécquer. De todos modos, lo que vende actualmente es la porqueria periodística.

Otra de las alternativas sería dejar de lado la traducción inmediata del catalán al castellano. Cambiar mi estructura mental y comenzar a pensar en castellano. Sustituir un “¡anem al gra!” por un “¡manos a la obra!” o un ¡“bona nit i tapa’t! por un “¡apaga i vámonos!”. Un ejercicio mental cuyo objetivo es encontrar la fluidez a la hora de escribir. Pero, sinceramente, es una misión imposible puesto que siempre estoy en ambientes catalanes.

Otra de las posibles soluciones es huir del castellano callejero que contagia arbitrariamente mis textos. Un especie de dialecto popular que está contaminado de incorrecciones y que culmina en mis redacciones, atacando a personas tan indefensas como yo, personas que por mucho que intentan remediar su problema se ven derrotadas día tras día por páginas en blanco como esta que tengo en mis manos.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: