Proyecto de escritura

12 marzo 2009

Estudia a tiempo

Filed under: Textos expositivos: resolución de problemas — Marta Martorell @ 16:52

Ha llegado el gran día. Me despierto a las 5.00 de la mañana para hacer una lectura rápida al resumen que debería haber estudiado este fin de semana. Empiezo a leer, cada vez me salto más párrafos y no entiendo nada. Ya no hay más tiempo. Salgo con la esperanza de que el profesor no venga y tenga un día más para estudiar. Sé que sólo me haría repetir mi rutina, pero la esperanza es lo último que se pierde.

Esta es la situación en la que se encuentran muchos estudiantes adolescentes antes de hacer un examen. Se han acostumbrado al hábito de estudiar a última hora y la pereza se ha convertido en la protagonista de su estudio. Están hartos de escuchar recomendaciones: planificar el estudio y cumplir esa planificación, mantener un ritmo de trabajo diario sin retrasar su comienzo. Sin embargo, a veces estas soluciones no son las aconsejables para determinadas personas, que tienen una mayor facilidad para aprender y confían en ello para poder estudiar a última hora. Es aquí donde el estudiante adopta un carácter despreocupado y le falta fuerza de voluntad y sobre todo, autodisciplina, es decir, “la capacidad de hacer lo que se debe hacer y cuando se debe hacer, nos guste o no” , tal y como nos define Napoleón Hill, un escritor estadounidense conocido por su pretigio en libros de autoayuda en todo el mundo.

La encuesta que hizo el Observatorio de la Adolescencia de Aldeas Infantiles SOS a 430 profesores de ESO muestra que apenas un 16 por ciento de los alumnos estudia de manera regular; es decir, prácticamente a diario: Mientras que la mayoría lo hace “justo antes” de los exámenes, según responden el 64 por ciento de estos profesores.

Así pues, estos datos apuntan a que, en general, nuestros alumnos están acostumbrados a estudiar a última hora. Son muchos los factores que lo condicionan: Internet, la televisión, las videoconsolas, las drogas, las amistades… En definitiva, tareas que para algunos son más divertidas que el estudio diario, el único camino hacia su futuro éxito profesional. Debe de tenerse en cuenta que, en la mayoría de los casos, los estudiantes adolescentes todavía no son conscientes de que su futuro se encuentra a corto plazo , que es necesario aprovechar bien el tiempo para tener una buena perspectiva. Por este motivo es conveniente que la sociedad inculque a los estudiantes esta realidad. Sin embargo, el estudiante debería ser consciente por sí mismo de que ha de estudiar a tiempo, pues será inútil que sus tutores, padres o profesores lo incentiven si él no muestra interés ni preocupación por ello.

Por lo tanto, la autodisciplina y la fuerza de voluntad están en manos del estudiante. Los de su alrededor sólo pueden concienciarlo para que se dé cuenta de que estudiar de esta forma no es útil, ya que sirve para aprender, no para aprobar un examen y después no acordarse de nada. Así, pues, estudiar desde el primer día es la forma de aprender ya que se aprende a fuerza de estudiar.

Marta Martorell Mora

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: