Proyecto de escritura

7 febrero 2009

¿Por qué la gente no es feliz?

Filed under: Textos expositivos: análisis de causas — nnavarr @ 19:48

¿Por qué la gente no es feliz? Es una pregunta que todos nos formulamos a menudo y siempre se encuentran respuestas obvias cuando sucede un caso en concreto, como la dolorosa muerte de algún familiar, la pobreza, los maltratos…

Pero, ¿por qué la gente no es feliz en general, cuando vive en un país desarrollado, es “privilegiada” y no le ha sucedido ninguna desgracia relevante?

Por un lado, aunque se viva en un país desarrollado, la gente no tiene el dinero que desearía, así que no puede hacer lo que le gusta. Al no poder cumplir todas sus pretensiones, se frustra y entra en una actitud de conformismo, por lo general. Al mismo tiempo, ese deseo de querer y no poder convierten a la sociedad en materialista –porque sólo  valora el  dinero, aquello material–, egoísta e  individualista –porque sólo le importa y mira por ella misma, sin pensar en los demás o en las calamidades que están pasando otras personas menos afortunadas en otros países–, y clasista –porque, generalmente, quien está mejor posicionado social y económicamente se cree superior a los demás–.

Por otro lado, se añaden las largas y rutinarias horas de trabajo –casi siempre mal pagadas–, que sufre una gran mayoría de la población, y el habitual ritmo de vida.

Parece que el ser humano esté limitado a nacer, escolarizarse para trabajar en un futuro, trabajar, casarse, seguir trabajando, tener hijos, seguir trabajando y jubilarse. ¿Sólo hemos venido al mundo para trabajar y seguir trabajando?

Finalmente, no se debe pasar por alto la ignorancia de la sociedad. La ignorancia consentida, que es más grave. Así, nos encontramos delante de una sociedad que se deja llevar por anuncios, políticos y falsas propuestas que nunca se cumplen; que mitifica a personajes aún más ignorantes y que está fuertemente marcada por unos modelos a seguir.

Con todo esto, la sociedad “privilegiada” se convierte en un rebaño de ovejas que responde a las órdenes del pastor, que no se manifiesta, que no piensa, que no decide por sí misma, que no hace nada por cambiar su triste situación y que sigue trabajando desmotivadamente sin encontrar una razón por la que vivir al día siguiente que no sea la de alimentar a sus hijos.

Mientras tanto, la gente seguirá trabajando sin parar, anhelando una inquisición de dinero que, en rara ocasión, alcanzará.

Núria Navarro

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: